Un paso por la vida de Colosio

Redacción/Chiapas Digital

Luis Donaldo Colosio Murrieta nació en la región de Magdalena, de Kino, en el estado de Sonora: el 10 de febrero de 1950.

La infancia de Colosio fue muy pacífica, debido a lo pequeña de su comunidad, misma que se encuentra cerca de la frontera norte de México junto a Estados Unidos, donde creció y se formó hasta la adolescencia.

Sus estudios los realizó en escuelas públicas. Algo destacable de ello es que en sexto grado de primaria, tuvo la oportunidad de visitar la capital del país para saludar, al aquel entonces, presidente de México, Adolfo López Mateos, por su destacada calificación al egresar de la primaria.

Además, desde que tenía 10 años, mostró interés y habilidad para la oratoria, hecho que hizo de él en su adolescencia un centrado líder estudiantil, y un respetado ejemplo para los jóvenes de su pueblo.

Insluso, a causa de su temprana incursión en el mundo laboral, participó en la única radio de Magdalena, en donde condujo programas de música e impartió poesía escrita por él mismo.

Las personas que lo conocían en su círculo más íntimo han dicho que Colosio es una de las mentes más ‘prodigiosas’ en su época, con alto grado de retención de información, una dicción impecable y firme, como todo líder debe de serlo.

En el año 1967, con tan solo 17 años inició en el ajetreado mundo político al dirigir la sociedad civil de su escuela en Magdalena.

Ante los hechos políticos de esa época, en donde los partidos políticos imponían a los candidatos para convertirse en dirigentes, Luis Donaldo sintió pasión e inspiración por el funcionario Acosta Eomo para defender, lo que en ese momento, creía justo y necesario para su región, estado y más adelante, el país.

En dichos movimientos políticos hubo la intervención de policías y militares debido a que se había ‘calentado’ la situación en cuanto a las elecciones y puestos públicos en el estado de Sonora.

Y es que Colosio se había unido al movimiento de protesta que dirigiría Hilario Valenzuela Corrales, un movimiento estudiantil en contra en contra del gobierno, mismo que recibió el nombre de los ‘Aguiluchos’.

El ambiente político-democrático en Sonora estaba turbulento. Con gases lacrimogenos el grupo llegó a las instalaciones de su universidad para combatir en torno a la oposición de aquel año.

Al cabo de un corto período de tiempo, Acosta Romo y parte de su grupo regresaría a la capital de México, donde fueron cuestionados del por qué no se enfrentó al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Félix Serna, pero esto, indirectamente, cuasó un progreso importante para el estado de Sonora, pues inesperadamente crecieron económicamente tras suscitarse estos hechos políticos.

Mientras en la capital del estado ocurría la violacion autónoma de la Universidad, Colosio se encontraba en Magdalena, liderando los movimientos estudiantiles en contra del gobierno electo.

Entre sus puestos políticos destacan los siguientes:

Senador estatal en Sonora, en 1988.

Diputado Federal en la Cámara de Diputados en ese 1988.

Secretario de Desarrollo Social se México, en 1992.

Cabe destacar que Colosio fue miembro, en gran parte de su carrera política, del PRI: incluso, dirigió la campaña presidencial de Carlos de Gortari entre el 85 y el 88.

Hasta en 1994, donde fue asesinado en un acto electoral en el estado de Tijuana, ante esto mucho se ha especulado entorno a su deceso forzado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: