Sancionan a empresa del hijo de Bartlett por vender respiradores a sobreprecios

-La empresa Cyber Robotics vendió al inicio de la pandemia 20 respiradores un  85% más caros del precio de venta en el mercado por un monto total de 31 millones de pesos.

Chiapas Digital/Raúl Román

06/07/2020.- La empresa mexicana de distribución de equipos médicos, Cyber Robotics Solutions, y que es propiedad de León Manuel Bartlett, hijo del Director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fue inhabilitada en dos procesos de 24 y 27 meses por la Secretaría de la Función Pública (SFP). Además de la suspensión, la empresa tendrá que pagar una multa de más de dos millones de pesos tras haber vendido 20 ventiladores respiratorios con un sobre precio de hasta de 85% por una suma total de 31 millones de pesos.

La SFP informó a través de un comunicado que “no permitirá que empresas privadas lucren indebidamente con la emergencia sanitaria” y revelaron que la contratación de la empresa se sustentó en falsedades como:

  • El precio ofrecido por la empresa estuvo fuera del rango del mercado. Así quedó demostrado por la compra, en el mismo momento, de equipos similares a otra empresa por un precio mucho menor, así como por el costo de los equipos adquiridos recientemente por la Cancillería y otras entidades del Gobierno federal.
  • La supuesta urgencia para adquirir los ventiladores en el IMSS de Hidalgo no tuvo sustento durante las fechas de la contratación. De hecho, los equipos jamás fueron utilizados en la entidad, así que la justificación de “entrega inmediata” resultó insostenible.
  • La empresa proporcionó información falsa con respecto a la supuesta disponibilidad inmediata de los equipos adjudicados. Los equipos se entregaron tarde, en abierto incumplimiento de las bases de adjudicación, y desmintiendo de nuevo la supuesta urgencia.
  • Ni uno solo de los 20 equipos entregados cumplió con las especificaciones técnicas contratadas. Se entregaron equipos viejos, usados y en mal estado: 11 estaban rotos y totalmente inservibles, tal y como ahora lo reconoce el propio IMSS.

De acuerdo con el comunicado, la SFP actuó ante esta situación y tras una revisión el IMSS devolvió los equipos a la empresa.

Este gobierno auspicia el derecho de todas las personas a los servicios de salud y asegura que éste prevalezca por encima de cualquier interés de lucro(…) Desafortunadamente, también se han identificado prácticas que se alejan de la nueva ética pública, sobre todo por parte de algunos proveedores del sector privado que siguen con vicios aprendidos durante el viejo régimen, declara la SFP presidida por Irma Eréndira Sandoval.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: