Que investiguen el bunker VIP: Gerardo Grajales Yuca

-“Era un espacio diferente, con situaciones diferentes equipos un poco más sofisticados e insumos más adecuados «, destaca el doctor del llamado Bunker VIP.

 

El médico chiapaneco en resguardo domiciliario habla por primera vez, desde que fue detenido y tras recuperarse de su ataque de hipertensión que tuvo cuando estaba en el Centro Estatal de Prevención “El Canelo”. Narró a Abraham Nava de Excelsior cómo fue su detención el pasado viernes 24 de julio.

«El día de mi detención yo estaba en el domicilio recibí una llamada del doctor Alberto Cundapi Nuñez (Director General ISSTECH) que quería verme en su oficina para platicar, yo le dije ‘ok doctor, entonces llegó en unos 30 minutos’, decidí cambiarme y como a las dos cuadras y media se me atraviesa una camioneta con sujetos armados, me muestran una hoja que tengo una orden de aprehensión”.

“Posteriormente me piden bajarme del coche, me bajó, me suben a una camioneta, me dicen: ‘¿qué cosas necesitas?, recogieron mi bolsa, me trasladan a un edificio de la fiscalía, ahí corroboran que soy yo, toman mis datos y me dicen que van a llevarme a la fiscalía general y posteriormente a trasladarme al centro penitenciario”.

El urgenciólogo pidió al fiscal general de Chiapas, Jorge Luis Llaven Abarca tomar personalmente la investigación del caso. “Debe de haber responsables dentro de esto, la investigación no se llevó a cabo de forma correcta, yo le pido al señor fiscal, porque estoy seguro que va a hacer justicia en esto, que tome personalmente las cartas en este asunto para poder esclarecer toda la situación porque no creo y estoy seguro que no va a dejarse influir por estas personas”.

Y pidió que empiece por esclarecerse el llamado búnker VIP donde eran atendidos pacientes de alto nivel. “Era un espacio diferente, con situaciones diferentes equipos un poco más sofisticados e insumos más adecuados a la atención de esta enfermedad y con la encomienda de: “necesito que estén las 24 horas, los 7 días de la semana, no importa lo que pase”.

Asegura que ellos como médicos no tenían el nivel jerárquico para decidir quién entraba y quién no, pero a todos los atendía él y sus compañeros como cualquier paciente. “Aquí hay en nuestra institución un director general que él sí tuvo la facultad para poder crear esta situación (el bunker VIP) y tener todo lo que se le tenga que imputar para que esto se resuelva de la mejor manera y que realmente el culpable esté donde deba de estar y no ser yo el objetivo de esta situación, cuando yo soy inocente” insistió una vez más Grajales Yuca.

Dijo que el interés del doctor Cundapi en esos pacientes era evidente. “Todo el tiempo llegaba a dar indicaciones sobre los pacientes que teníamos en esa área, sentía la situación de una especial atención para eso, estar pendientes, exigirnos cosas, o tratar de dirigir las situaciones cuando era de la competencia de atención médica e incluso en esas situaciones quería incidir sobre nosotros”.

Llamó también al gobernador estatal, a cuya madre ayudó a recuperarse de la Covid-19, a que no permita una injusticia. “Yo creo férreamente que él nos da la situación y todo el apoyo para que esto se esclarezca y se haga justicia, yo tengo bien en claro que él no tiene nada que ver en esto, o sea la justicia tiene que impartirse, él viene de allí de hecho y Dios es justo y él va a darnos esa pauta para que esto se resuelva de la mejor manera”.

Tras su crisis hipertensiva dijo estar más recuperado acompañado de su esposa y bebé en casa. “He estado un poco más tranquilo en casa, me ayuda mucho convivir con mi familia ver a mi esposa, a mi hijo, mis hijos más bien y el resto de mi familia eso me da un poco de paz y tranquilidad y puedo estar con sólo dos o tres medicamentos para controlar la hipertensión y este tipo de estrés que se me ha ocasionado”.

Aunque de momento no puede salir de su casa por el resguardo domiciliario y se ha quedado sin ingresos, lo más importante para él, por el momento, es que no quede duda de su inocencia. “Sólo quiero que esto termine, que se demuestre lo que realmente es: no soy culpable, mucha gente sin siquiera decírselo ya lo saben. Era impresionante ver a la población que me veían y yo no tuve que decirles algo o darles explicaciones”.

 

“Sólo quiero estar tranquilo, quiero estar con mi familia, quiero hacer esa vida que disfruto día a día, yo no necesito lujos para vivir bien; en la familia tenemos solamente un coche para movernos todos, mi familia núcleo, tengo una bicicleta, me encanta ir en bicicleta me encanta hacer ejercicio para eso no se precisa grandes cantidades de dinero”.

El doctor no sabe qué será de él cuando todo el proceso de termine, no está seguro aún si quiere volver a ejercer la profesión, en la que muchos lo consideran el mejor urgenciólogo. “Fue un golpe emocional muy severo, o sea realmente destruyeron mucho dentro de mí, se lo comentó a mi familia, mi esposa, mis amigos, en estos momentos todavía no podría definir cuál es la situación para mí, ahorita me da hasta miedo ver pacientes “.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: