PGR ocultó confesiones de dinero ilícito de Odebrecht a elecciones de 2012 que enjuiciaban a EPN

 

Marcelo Odebrecht confesó en mayo de 2017 que había dado dinero a la campaña presidencial de EPN. Si la Procuraduría General de la República hubiera actuado, la investigación que involucraba al entonces Presidente pudo haber sido llevada ante un juez penal desde hace tres años

Codigo Publicidad Chiapas Digital:


Texto Original de Raúl Olmos de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad

Desde el 16 de mayo de 2017, Marcelo Odebrecht confesó ante funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) que la constructora brasileña que lleva su apellido había aportado fondos a la campaña electoral de Enrique Peña Nieto en 2012, pero esa declaración fue ocultada a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), con lo que se evitó la posibilidad de que los involucrados –incluido el expresidente- fueran enjuiciados.

“Ahora el delito electoral cometido en la campaña de Peña ya está prescrito”, lamentó Santiago Nieto, a quien la PGR le ocultó el expediente cuando él fue el titular de la FEPADE en 2017.

Si la confesión de Marcelo Odebrecht se hubiera compartido con la FEPADE, hubiera existido la posibilidad de, en ese entonces, llevar la investigación ante un juez penal, para su judicialización, dijo Nieto, quien actualmente es titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

En su confesión realizada en mayo de 2017, el máximo directivo de Odebrecht hizo referencia en múltiples ocasiones al apoyo otorgado a la campaña presidencial de Peña, aunque aclaró que quien conocía los detalles de cuánto se pagó y en qué forma, era el director de la compañía en México, Luis Weyll.

Cuando la PGR obtuvo la confesión de Marcelo Odebrecht, el titular de la PGR era Raúl Cervantes, quien había fungido como abogado de Peña Nieto en la defensa de la elección de 2012.

Lo que confesó Marcelo Odebrecht

El escándalo de corrupción de Odebrecht explotó a nivel global el 21 de diciembre de 2016, cuando exdirectivos de la empresa confesaron en una corte de Nueva York haber financiado campañas electorales y sobornado a políticos de todo el continente a cambio de contratos de obra.

A partir de esa confesión, Pemex presentó en enero de 2017 una denuncia ante la PGR para que investigara el caso Odebrecht en México. Fue así que, como parte de la indagatoria, funcionarios de la Procuraduría (hoy Fiscalía) viajaron a Brasil a recoger el testimonio de exdirectivos de la empresa.

Al primero que le tomaron declaración fue a Marcelo Odebrecht, el 16 de mayo de 2017, en la ciudad de Curitiba, Brasil. 

Cuando le preguntaron a Marcelo Odebrecht si él conocía de pagos ilícitos realizados por la empresa en México, se refirió casi de inmediato a las aportaciones realizadas a campañas políticas.

“¿Cuál es la razón de pagar a un político?”, se preguntó Marcelo Odebrecht, y de inmediato se respondió: “Todo empresario suele apoyar a políticos que van a defender el interés de su sector”.

En el caso de México, la única cosa que yo sé, es que nosotros, con seguridad, apoyamos con toda certeza, si me pregunta, las elecciones de Veracruz; con certeza, nuestras empresas apoyaron los candidatos y si usted tiene una presencia fuerte allá, es obvio que nosotros apoyamos a los candidatos y, en general, más de uno, porque usted quiere tener relación con todos ellos”.

En el caso de la campaña presidencial de 2012, dijo: “También, con certeza (se apoyaron) las elecciones presidenciales, con toda certeza”.

Ante la insistencia de los interrogadores, que pedían conocer el monto aportado a la campaña, Marcelo aclaró una y otra vez que el que hacía las negociaciones y tenía esa información, era Luis Weyll.

Un mes después, el 14 de junio de 2017, el Subprocurador Felipe Muñoz volvió a viajar a Brasil, ahora para tomar la declaración de Luis Weyll. Sin embargo, los funcionarios de la PGR no le preguntaron acerca del apoyo a la campaña presidencial de Peña

Sobre el tema de financiamiento electoral, Weyll sólo dijo –sin que se lo preguntaran- que en 2010 Odebrecht había aportado 500 mil dólares para Javier Duarte como candidato a gobernador de Veracruz, a través del empresario Felipe Ruiz, de Ruso Ingeniería, y 350 mil dólares a la campaña del PRI en Tamaulipas, el mismo año.

Según Weyll, los 4 millones de dólares que Odebrecht transfirió en los días de la campaña electoral de 2012 fueron en retribución a los servicios de asesoría que Lozoya había ofrecido desde 2009, para acercar a la compañía brasileña con empresarios y para orientarlos sobre oportunidades de nuevos negocios.

Sobre aquella campaña que llevó a la Presidencia a Peña no hubo ni una sola pregunta de los enviados de la PGR.

Santiago Nieto, quien en ese entonces era titular de la FEPADE, dijo que solicitó a la PGR acceso al expediente sobre el caso Odebrecht para dar sustento a su investigación por financiamiento ilícito en la campaña electoral de Peña Nieto, pero la información le fue entregada incompleta.

“Esa declaración (de Marcelo Odebrecht sobre el financiamiento a la campaña de Peña) en realidad no estaba o no se nos permitió el acceso a ello”, dijo Nieto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: