Otro caso de negligencia en IMSS Bochil. No atienden parto y modifican acta de defunción

-Tras la denuncia por la muerte de un recien nacido, Miguel López López denuncia también al hospital por la muerte de su esposa y el bebé que iba a dar a luz al no ser atendidos y manipular la acta de defunción

Miguel Angel López López de la colonia Maravilla, Ejido Sol denució esta mañana un acto de negligencia médica por parte del hospital IMSS de Bochil hacia su esposa de 36 años y su bebé, todavía por nacer, fallecidos el 1 de noviembre al no ser atendidos cuando se encontraban en labores de parto.

 

De acuerdo con Miguel, él y su esposa llegaron al hospital donde pidió una silla de ruedas para trasladarla y el mismo la llevó a la cama. Los médicos sacaron a Miguel del quirófano a la sala de espera donde tiempo después recibió la noticia que tanto su esposa como el bebé que esperaban habían fallecido sin ser atendidos.

 

“Por que no atendieron a mi mujer? Pudieron llevarla al quirófano para hacer la cesaría. No debería ser así pero tan si quiera pudieron salvar una vida, la de mi bebé, pero murieron los dos en la misma cama y sin pasar al quirófano”.

 

En el hospital le entregaron un acta de defunción vacía. El documento no contenía los datos que cercioraban la muerte de su esposa por lo que tuvo que buscar a un doctor particular para llenar el acta y poder sacar el cuerpo del hospital.

 

Días después del fallecimiento recibieron dos visitas por parte de enfermeras del hospital para pedir una copia del certificado de defunción. y tomar registro de lo sucedido el día del fallecimiento. Tras las visitas el hospital entrego una segunda acta de defunción con un nuevo folio y modificando los padecimientos de la difunta.

 

La primera acta de defunción menciona que la paciente presentaba problemas de placenta y dos horas de dolores mientras que en la segunda modificaron el tiempo aumentando a ocho horas de dolor.

 

Eva López López, hermana de Miguel y cuñada de la difunta, puntualizó que la Dr. María Evelia Flores Escalante se negó a llenar la documentación de defunción porque la paciente ya se encontraba muerta al momento de ingresar al hospital, “lo cual es una vil mentira”, declara.

 

 

Miguel pide a las autoridades justicia ante las irregularidades que el Hospital IMSS de Bochil presentó al atender a su esposa y que derivaron en su muerte dejando a su viudo a cargo de 5 niños.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: