Marasmo chiapaneco

 

Gustavo Trujillo Vera/ Chiapas Digital

En los años 20 y 30 del siglo pasado los Americanos adoraban a Rusia por todo lo que los diferenciaba de ellos,  en los años 40 por lo que tenían de parecido, al terminar la II Guerra Mundial y la llegada de la Guerra Fría, los Estados Unidos volvieron a ser los enemigos de los Rusos, en esos años se acuñó la siguiente reflexión:

Un Ruso es un poeta, Dos Rusos juegan ajedrez, Tres Rusos hacen un trío de cuerdas y Cuatro Rusos hacen una revolución.

Trasladanda esa reflexión al Chiapas de nuestros días podríamos acertar diciendo:

Un Chiapaneco es un burócrata o un maestro, Dos Chiapanecos hacen una constructora o un periódico, Tres Chiapanecos toman la caseta y bloquean la carretera y Cuatro Chiapanecos hacen un sindicato.

Este curioso estado de ánimo, en el que se combina una fe casi mística para formar parte del aparato del gobierno y una resignación casi espartana para engrosar las filas del magisterio, debe transformarse en forma impostergable, cambiar el paradigma para que la energía de los jóvenes encuentre programas concretos de formación de emprendedores que estimulen su imaginación y creatividad para convertirlos en el verdadero motor del desarrollo de Chiapas, provocar la competencia, la innovación y la formación académica rigurosa y orientada, para que los profesionistas chiapanecos puedan insertarse al mercado laboral y contribuyan al desarrollo y a la actividad empresarial.

Las dos actividades empresariales que se destacan en Chiapas son el periodismo y la industria de la construcción, las dos ligadas en forma indisoluble al aparato del Estado y en la mayoría de los casos el modus operandi ha sido la corrupción.

El Estado debe de promover la competencia, estimular la diversificacion de las actividades económicas, atraer las inversiones, transparentar los concursos de obra pública para que los ganadores sean los más eficientes, los que den mejor servicio, los que utilicen los mejores materiales y los que garanticen su trabajo por más tiempo.  La industria de la construcción hasta ahora ha naufragado en los mares procelosos de la irregularidad fiscal, en la irresponsabilidad financiera y en la deficiencia administrativa, cientos de constructoras nacen cada sexenio, las mismas que desaparecen del anterior, esta industria es la que genera más empleos en Chiapas, debe modernizarse,  sus ejecutivos deben de tener postgrados en administración y finanzas y entender el concepto de empresa en marcha.

Por el lado del periodismo, es innegable que es necesario, el Estado debe propiciar una prensa libre, independiente y critica, en los últimos sexenios el gobierno del estado ha hecho multimillonarios a 4 o 5 dueños de periódicos, los apoyos deben distribuirse equitativamente, especialmente en estos tiempos en que lo digital tiene más impacto que lo impreso y tiene más trascendencia que la imagen, en algunas épocas Tuxtla ha sido la ciudad con más periódicos impresos del país.

Por el lado de la toma de casetas y bloqueo de carreteras, es de sobra conocido que cuando un grupo realiza con éxito un acto de esta naturaleza, esto, inevitablemente, sirve de estímulo a otros grupos, el fenómeno de la imitación permea en todos los ámbitos.  Hay que reconocer lo exitoso que ha sido el desalojo de predios que el actual gobierno ha realizado en forma eficaz, esta eficacia deberá trasladarse a los bloqueos carreteros y tomas de casetas.

En el tema de los sindicatos, a lo largo de los últimos 50 años en Chiapas ha habido una epidemia del sindicalismo, todas las instituciones burocráticas tienen más de un sindicato que promueve la obesidad del aparato laboral de las instituciones, las prestaciones abusivas de sus agremiados y el manejo turbio de los recursos provenientes de cuotas sindicales por parte de los dirigentes, es conocido que la mayor parte de las universidades públicas están postradas y sin recursos para su proyecto educativo porque la mayor parte de su presupuesto se destina a sueldos y prestaciones de los sindicatos que tiene cada una; a grado tal, que al día de hoy un negocio muy lucrativo es fundar un sindicato.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: