La UNICACH está de fiesta

A Rodolfo Calvo Fonseca le pidieron la renuncia; socializaron que por cuestiones de salud dejaría la UNICACH, la realidad, es que lo corrieron y se fue por la puerta de atrás 

Editorial/Chiapas Digital

21/01/2021.- Ha trascendido la renuncia de Rodolfo Calvo Fonseca a la Rectoría de la UNICACH.

Desde su llegada marcó a la universidad con su sello personal, corrupción e ignorancia.

Rodolfo Calvo Fonseca fue señalado múltiples veces de utilizar los recursos públicos para beneficio personal, principalmente la nómina universitaria que de acuerdo a los señalamientos sirvió de agencia de colocación de familiares hasta en segundo grado y amistades que a pesar de no contar con el perfil requerido para realizar las tareas universitarias fueron beneficiados con jugosas nóminas.

También fue señalado de mal administrar los recursos de la universidad donde fue tapando un hoyo destapando otro, incumpliendo con las obligaciones patronales que corresponde, así como el incumplimiento con proveedores quienes a pesar de realizar casi suplicas porque les pagaran por sus servicios, nunca fueron escuchados y mucho menos correspondidos.

Pero no sólo fue un ignorante para administrar; en lo político se enfrentó con los sindicatos académicos y administrativos. No pudo mantener una relación cordial, mucho menos cercana con quienes integran la universidad, todo por su soberbia, que finalmente reventó el hilo.

A Rodolfo Calvo Fonseca le pidieron la renuncia; socializaron que por cuestiones de salud dejaría la UNICACH, la realidad, es que lo corrieron y se fue por la puerta de atrás.

La UNICACH está de fiesta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: