Dan libertad a Maricela López, tzotzil sentenciada a 25 años de prisión por asesinar a su agresor

La joven de 26 años fue acusada por el delito homicidio calificado por asesinar a su entonces esposo cuando el la atacaba con un machete.

«Estoy contenta, porque salí de la cárcel; sólo me defendí, porque no quería morir todavía, y porque mis hijos iban a sufrir”, declaró Maricela al dejar el reclusorio luego que la Sala Mixta de San Cristóbal de Las Casas del Poder Judicial de Chiapas ordenó su inmediata liberación.

Maricela López Bautista enfrentaba una sentencia de 25 años de prisión por asesinar a su esposo cuando éste la atacó con un machete dentro de su vivienda.

En primera instancia, el Tribunal encontró a amarícela responsable del homicidio de su entonces esposo. Tras la primera resolución el poder Judicial ajustó su decisión con base en acciones de equidad de género y de ponderación del interés superior de los menores, niñas y niños para liberarla.

De acuerdo con esos principios jurídicos, «se analizaron los conceptos de agravio de la quejosa, en estricto apego a derecho, además de los tratados internacionales en la materia, sentando un precedente al ejercer un razonamiento jurídico con enfoque de derechos humanos».

Marcela Fernández Camacho, abogada de Marcicela por parte del Colectivo Ceresa, explicó que la defensa presentó un peritaje en antropología social con perspectiva de género que estableció que vivió en un contexto de violencia feminicida durante los tres años que estuvo con su pareja y que además enfrentó la indiferencia de las autoridades estatales y comunitarias para combatir la violencia de que era víctima.

Maricela es madre de José Alfredo de 10 años, de Juan Carlos de 5 y de Alejandro de 2 años, quien nació en el centro penitenciario. El niño mayor quedó bajo los cuidados de la madre de la excarcelada en su comunidad, sin embargo, un mes después de los hechos, Juan Carlos fue raptado por uno de sus cuñados.

Una vez liberada señaló que su próxima lucha será recuperar a su hijo de 5 años que le fue robado por la familia de su pareja cuando se encontraba en el reclusorio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: