Compra y venta de votos ?Qué pasa si intentan comprar o vendo mi voto?

En todo el país habrá elecciones el próximo domingo 6 de junio para elegir a 500 diputados federales y 19 mil 915 cargos de carácter local; sin embargo, algunas personas podrían prometer algún apoyo económico o en especie para que los ciudadanos voten a favor de algún candidato. 

 

¿Es un delito la compra/venta de votos?

La Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) señala que un delito es todo acto u omisión contrario a la ley previsto y sancionado penalmente por la misma.

Los delitos electorales son aquellas acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible.

¿Puedo ir a la cárcel por vender el voto?

Ante la presunta comisión de un delito electoral, primero la Fepade tiene que investigar y luego perseguir la supuesta conducta efectuada.  

Aunque la ley en materia electoral no señala de manera directa que un ciudadano que venda su voto puede ir a la cárcel, éste «sí se hace acreedor a una sanción».   

Bajo ese escenario, si se es testigo de que alguien cometió tal acto o bien, una víctima a la que se le condiciona el voto, se tiene que denunciar ante la Fepade porque de lo contario se podría crear la figura de cómplice al  aceptar dinero a cambio del voto. 

Un vez que se inicia la denuncia, dijo, la Fepade resolverá si la persona es inocente o culpable. En caso de comprobarse la culpabilidad, la persona señalada deberá presentarse ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y éste determinará la sanción a la que se hará acreedora. 

¿Qué sanciones tiene quien compre votos?

En el Código Penal Federal, en su Título Vigesimocuarto referente a Delitos Electorales y en materia de Registro Nacional de Ciudadanos, señala en su artículo 403 que se impondrán de 10 a 100 días multa (salario mínimo) y prisión de seis meses a tres años a quien, de acuerdo con la fracción VI de éste, «solicite votos por paga, dádiva, promesa de dinero u otra recompensa durante las campañas electorales o la jornada electoral». 

Además existen sanciones de hasta 500 días multa para ministros de cultos religiosos que «en el desarrollo de actos públicos propios de su ministerio, induzcan expresamente al electorado a votar en favor o en contra de un candidato o partido político, o a la abstención del ejercicio del derecho al voto». 

El artículo 7 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en su fracción VII, estipula que se impondrán de 50 a 100 días multa y prisión de seis meses a tres años, a quien: «Solicite votos por paga, promesa de dinero u otra contraprestación, o bien mediante violencia o amenaza, presione a otro a asistir a eventos proselitistas, o a votar o abstenerse de votar por un candidato, partido político o coalición, durante la campaña electoral, el día de la jornada electoral o en los tres días previos a la misma». 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: