Casstillo de Naipes

Fernando Cantón/Chiapas Digital

Guerra sucia

La muerte de ocho venados cola blanca que fueron atacados por una jauría de perros ferales en el Zoológico Miguel Álvarez del Toro, se trata de un hecho aislado propio de la actividad de fauna doméstica callejera y quizá hasta descuido de las autoridades del ZooMAT, pero nada tiene que ver con un tema político como se hizo circular el redes sociales el pasado lunes.

Y es que el presidente municipal de Tuxtla Gutiérrez Carlos Orsoe Morales Vázquez, fue acusado de tener responsabilidad de la muerte de los venados, aun cuando hace más de un año y dos meses que dejó su responsabilidad al frente de la Secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural del Gobierno de Chiapas.

Durante las últimas semanas Morales Vázquez ha sido blanco de un linchamiento mediático aprovechando diversos problemas que aquejan a la ciudad, pero que no son propios ni exclusivos de esta administración, sino de las secuelas de afectaciones y corruptelas que pasados gobiernos le heredaron.

Es cierto que como en toda metrópoli como lo es la capital chiapaneca existen problemas de inseguridad que por cierto es multifactorial (desempleo, migración etc.) y servicios, sin embargo el alcalde ha demostrado que busca afanosamente, usando los medios y recursos a su alcance, subsanar las deficiencias heredadas, pero de eso a que se le quiera culpar incluso de la muerte de los venados en el ZooMAT, ya es bastante ridículo.

El trienio de Carlos Morales apenas comienza y hay que dar tiempo para ver los resultados, la presión mediática es mucha, pero recordemos que también existen fuertes intereses que se han visto afectados con la llegada de un gobierno que le ha dejado de apostar a la corrupción y a la impunidad para tener una falsa aprobación política y ciudadana.

Amenaza magisterial

Pues tal parece que el líder de la Sección 7 del SNTE Pedro Gómez Bahamaca cumplirá su amenaza y saldrá a marchar el próximo 1º de Marzo. Una convocatoria que no es de ningún agrado para la ciudadanía en general y menos para los padres de familia en lo particular, pues tal vez sea el inicio de un nuevo paro magisterial que nuevamente afectará a miles de niños que los marginará en el rezago educativo.

El derecho a la libre manifestación está consagrado en nuestra Constitución, sin embargo ya no se debe tolerar que se afecte el derecho que tenemos terceros como el de libre tránsito y la educación.

El chantaje de Pedro Gómez Bahamaca ya no debe ser tolerado por este gobierno, que seguramente tiene todo el respaldo ciudadano ante los constantes abusos de su grupo y otras organizaciones sociales.

Naipe bajo la manga

Resulta que se dio a conocer que la lideresa de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) María de Jesús Espinoza de los Santos no posee cédula profesional para ejercer la enfermería. ¿Se le fincará alguna responsabilidad por esta omisión?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: