Acusan malos tratos en el hospital general «Gilberto Gómez Maza» de Tuxtla Gutiérrez

Instalaciones deficientes y malos tratos a la base trabajadora

Redacción/ Chiapas Digital

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas 21/08/19.- La base trabajadora no sabe cuál es la forma de administrar del director del Hospital «Gómez Maza», Heriberto Saldivar Farrera, que va en contra de lo indicado por el Secretario de Salud en el estado, el presidente AMLO, además del mandatario federal y del estado en esa lucha por acabar con la corrupción pero también frenar a colaboradores insensatos que cometen errores al enfrentar a la gente sin insumos básicos.

En el hospital «Jesús Gilberto Gómez Maza» no hay insumos ni medicamentos, no sirve en algunos sectores el aire acondicionado, hay necesidades de personal especializado, en meses pasados el director ha despedido a cuatro médicos especialistas de primer nivel seguramente por envidia. Además de alimentos para becarios (son deficientes).

En días pasados recibieron una acreditación, no es posible creer que se logre este tipo de acreditaciones cuando la mayor parte de las unidades vehiculares para atender a los ciudadanos, es decir, las ambulancias, están en mal estado, arrumbadas en el estacionamiento, sin servicio ni mantenimiento, cuando es de los aspectos más importantes para conseguir tales acreditaciones. Sin mencionar otro tipo de detalles, como la falta de medicamentos que todo el mundo ya conoce.

El Secretario de salud pretende tapar el sol con un dedo y engañar a nuestro gobernador, haciéndole creer que todo marcha sobre ruedas, que no hay problemas en ese nosocomio, y que su amigo a quien impuso y sostiene como director general de esa noble institución, es tan eficiente como para reconocerle su trabajo con una acreditación.

Esta es la decepción más grande, porque el titular del sector salud lo primero que debería hacer es tomar en cuenta la situación de las propias instalaciones y el sentir de la base trabajadora del hospital, quienes cotidianamente se quejan y acusan al director de abusos, denostaciones, amenazas e incluso de ofrecerles sus golpes si no hacen lo que él dicta, y que siempre manifiesta que la atención al público y buen servicio a derechohabientes no le interesa en absoluto. Entonces ¿Cuál es el sentido de tal acreditación? Si con sus acciones solo puede hacerse acreedor pero de desacreditaciones.

Por último el director del Hospital Gómez Maza, se da el gusto de gastar el escaso presupuesto en desayunos para hacer política encubierta, para buscar las relaciones que lo protejan y dejen de criticarlo al interior, por los malos resultados y su ineficacia en la administración.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: