«A mi hija la mataron y Rutilio protege a los culpables»: Madre de Jade, niña encontrada sin vida en INDEPORTE

-Jade Yuing era una judoca de solo 13 años que fue encontrada sin vida dentro de las instalaciones del INDEPORTE. A un año de su muerte el caso sigue obstaculizado.Redacción/Chipas Digital 

Tras un año sin resolución en el caso de Jade Yuing, niña de 13 años encontrada sin vida dentro de las instalaciones del INDEPORTE por presunto suicidio, Adriana Gómez Martinez, madre de la niña, asegura que su hija fue asesinada y el caso es obstruido por las autoridades.

Ante la pasividad de las investigaciones y con ayuda del Observatorio Ciudadano, la madre se reunió con la Secretaria de Gobernación Olga Sanchez Cordero para pedir su intervención y quien le dijo ya tener conocimiento del caso.

Quiere llevar el caso de su hija a instancias federales pues declara que en Chiapas no se hará justicia y señala a Rutilio Escandón de ser el principal obstructor del caso al proteger a Tania Robles, titular del Instituto del Deporte (INDEPORTE), así como a Olaf Gómez Hernández y Jorge Llaven Abarca, fiscal y exfiscal general del estado.

“Acá no pasa nada, dicen que Chiapas es seguro cuando matan a mi hija en una instalación de Gobierno y ellos manipulan todo.

Tras su reunión con Olga Sanchez Cordero lograron una reunión con Jorge Llaven Abarca, en ese momento titular de la Fiscalía General del Estado de Chiapas pero quien renunciaría a su cargo días después para ser relevado por Olaf Gómez quien una vez en el cargo desconoció el acuerdo llegado con el anterior fiscal

“Salen con que no podía, excusas como diciéndonos que el acuerdo que teníamos con el anterior fiscal ya no era válido”.

 

La madre ha salido ya en reiteradas ocasiones a señalar una manipulación en la investigación en la que nunca se realizó genética forense, no se realizó toma de huellas dactilares, no se realizaron declaraciones de los actores inmediatos y en el reporte cambiaron el color del hilo encontrado. “Comenzamos a leer la carpeta de investigación y es una cochinada, todo tiene mano negra”, declaró Adriana Gómez Martínez.

De acuerdo con la mamá el responsable de dicho acto es era el entrenador de su hija quien recalca era violento en los entrenamientos.

“Mi hija una vez me contó que un niño no quería entrenar y el entrenador con la misma cinta de judo le estaba apretando el cuello”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: